Los esbats, celebraciones del ciclo de la Luna
Los esbats, celebraciones del ciclo de la Luna

Los esbats, celebraciones del ciclo de la Luna

La Luna tiene un papel crucial dentro del paganismo contemporáneo. Es vista como un símbolo de la Diosa y sus ciclos reflejan los ciclos de la vida. Por ello, además de los sabbats, las diferentes festividades de la Rueda del año, muchos paganos también celebramos los esbats, unas festividades mucho más íntimas con un marcado carácter lunar. Veamos un poco más sobre ellas.

¿Qué es un esbat?

Los Esbats son las celebraciones del ciclo de la Luna, muy comunes en diversas tradiciones paganas, especialmente en la Wicca y el neopaganismo, que se llevan a cabo durante una fase concreta de la Luna, generalmente en las noches de Luna llena. La palabra esbat proviene del francés antiguo s’esbattre, que puede traducirse como divertirse o distraerse. Así, se utiliza para denotar reuniones rituales en honor a la Luna, donde los practicantes se conectan con sus energías para realizar trabajos mágicos, meditaciones y celebraciones espirituales.

La finalidad de un esbat puede ser muy variada y depende de las necesidades del coven o del practicante solitario. Para un grupo, estas celebraciones pueden consistir en reuniones sociales de carácter distendido, pero también son momentos en los que formar a los miembros del coven, elaborar herramientas mágicas o llevar a cabo ceremonias de todo tipo, incluidas las iniciaciones. Para un practicante solitario, los Esbats son una maravillosa oportunidad para meditar, comunicarse con lo divino, celebrar los ciclos de la Luna o poner en práctica sus dotes adivinatorias. También hay muchas personas consideran los esbats como un momento reservado para el culto formal, equiparándolos a los domingos de los cristianos o los viernes por la noche de los judíos.

¿Cuándo se celebran los esbats?

Tradicionalmente, los esbats se celebran cuando la Luna está llena o nueva, aunque también pueden celebrarse en cualquier otra fase lunar. Estas dos fases lunares son las tradicionalmente utilizadas para celebrar los esbats porque coinciden con los puntos extremos de la marea psíquica lunar, que crece y decae cada mes, llegando a su punto máximo en la Luna llena, y al mínimo durante la Luna nueva. No obstante, los puntos intermedios nos ofrecen un amplio abanico de posibilidades que podemos aprovechar para diferentes propósitos mágicos y espirituales.

Esbats Luna llena

¿Cómo se celebran los esbats?

Tal y como hemos visto, los esbats son rituales lunares. En ellos, conectamos con la energía de la Luna para meditar, realizar trabajos mágicos, honrar a la divinidad y manifestar nuestras intenciones. Por ello, hay quienes deciden utilizar estas noches para atraer a sus vidas el amor, la protección, la sanación y la abundancia mediante rituales de todo tipo, mientras que otras personas los utilizan para crear y consagrar herramientas o practicar adivinación. También son momentos de celebración a través de cánticos o danzas rituales. Independientemente de lo que se haga, los Esbats nos ofrecen una maravillosa oportunidad para alinearnos con los ciclos de la Luna.

Dicho esto, ha llegado el momento de ponernos serios. He visto a gente defender a capa y espada esos rituales de Luna llena que estamos acostumbrados a leer en libros y páginas de internet, descartando e invalidando cualquier otra actividad, como si solo hubiera una sola forma de celebrar los esbats. Por este motivo, me gustaría hacer una pequeña reflexión.

Un esbat no es solo un ritual lunar. Ni siquiera tiene por qué ser un ritual tal y como lo solemos hacer. Un esbat es un momento ideal para juntarnos a cenar y charlar con nuestros amigos y compañeros de camino espiritual. ¿Qué surge una tirada de cartas entre plato y plato? ¡Estupendo! Es un momento ideal para ello. ¿Que alguno saca la guitarra y entonamos un par de canciones paganas tras los postres? ¡Mejor que mejor! Si preferimos algo más tranquilo, también podemos quedar con alguna persona a solas para charlar sobre nuestras vidas, y quizá de ello surja una sesión de sanación improvisada o una lectura de runas que no teníamos prevista hacer. Eso también es celebrar un esbat.

Si no podemos juntarnos con nuestros amigos o no tenemos a nadie cerca, existen muchas otras formas de celebrarlo. Podemos asomarnos a la ventana más próxima para ver la Luna y disfruta de un vino, un refresco o nuestra infusión favorita mientras contemplamos al astro lunar elevarse por el cielo. Hay quien tiene la suerte de poder ver la Luna desde la ventana de su baño o posee una piscina particular: disfrutar de un baño relajante bajo su luz plateada es otra fantástica forma de celebrar un esbat. ¿Qué no podemos ver el cielo desde nuestro hogar? Nada mejor que un paseo nocturno por el parque, el campo o la playa para conectar con la Luna y sus misterios.

Por otro lado, hay quien posee determinadas dotes artísticas y considera que nada mejor que escribir, dibujar o componer música en la noche de Luna llena para celebrar de forma muy personal un momento tan especial que te pone en contacto con las energías del sol de plata. No olvidemos tampoco que un esbat también puede ser la ocasión perfecta para conectar con las deidades con las que trabajamos de forma habitual.

Existen tantas formas de celebrar un esbat como personas dispuestas a hacerlo. Es cuestión de encontrar la nuestra.

Nuhmen Delos ~


Si te ha gustado esta entrada sobre los esbats, en esta página tienes mucha más información al respecto. ¡Rituales e ideas para celebrar los ciclos de la Luna, correspondencias lunares y un montón de cosas más te están esperando!


Imagen de Activedia en Pixabay.

¿Te ha gustado? Comparte esta entrada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: